sábado, 14 de mayo de 2011

JUSTA PETICIÓN DE LOS VILLACURANOS


JUSTA PETICIÓN DE LOS VILLACURANOS
AL PRESIDENTE HUGO CHÁVEZ

En Villa de Cura, capital del municipio Zamora del estado Aragua hace rato que entramos en el siglo XXI, pero seguimos siendo una ciudad del siglo XIX no sólo en la fisonomía sino en el atraso y en la ineficacia.
Como muy bien lo expresa el profesor Antonio Cabanillas: “El principal recurso conque históricamente contamos es nuestra posición geográfica, ocupamos un espacio privilegiado que comunica a los Valles de Aragua con los Llanos; esta situación nos permitió desarrollar a finales del siglo XIX una amplia área económica y comercial que llegaba hasta el bajo Apure. A mediados del siglo XX, gracias a la economía pe­trolera desapareció nuestra área de influencia y perdimos el dinamismo geoeconómico”.
La cuarta república nos castigó con fuerza y en vez de una universidad nos cons­truyó la cárcel de Tocorón; el relleno sanitario más grande de Latinoamérica en la entrada de la ciudad (violando todas las normas legales y al cual valientemente los villacuranos nos hemos opuesto a su funcionamiento por considerarlo una ofensa a nuestro gentilicio); y por si fuera poco nos ha sido negada la incorporación al Sis­tema Pao-Cachinche que solucionaría de una vez por todas el eterno grave problema del agua (aunque Ud. no lo crea tenemos la represa de Tierra Blanca, pero es para darle agua a San Juan de los Morros ¿y Villa de Cura qué?).
Somos un pueblo olvidado y sin dolientes, no tenemos quien nos defienda, nuestra orgullosa ciudad fue a fines del siglo XIX una de las más importantes del país, ca­pital del Gran Estado Guzmán Blanco que abarcaba los estados Aragua, Guárico, Miran­da y Nueva Esparta (increíble, pero cierto) y fue fundada hace 289 años nada más y nada menos por el abuelo paterno de nuestro Libertador Simón Bolívar, don Juan de Bolívar y Villegas quien de paso generosamente donó las tierras.
Señor Presidente Hugo Chávez Frías, estoy firmemente convencido que su máxima obra de gobierno es el ferrocarril; actualmente se están construyendo miles de kiló­metros de vías férreas (quizás todavía los venezolanos no valoramos la magnitud de tamaño proyecto, culpa de la escasa publicidad si es que existe). A nuestro estado Aragua le corresponden 117 kilómetros y el trazado de la nueva vía conectará a Cagua, La Victoria y Las Tejerías con la estación Charallave-Caracas. De Cagua se conectará con San Juan de los Morros. ¿Y cómo queda Villa de Cura? Por fuera, marginada, como siempre.
Señor Presidente: Ud. quiere a Villa de Cura. Aquí nació Juan de Dios Agraz, cor­neta de órdenes del Libertador quien peleó en Pichincha, Boyacá, Carabobo y se fue detrás de Zamora y el indio Rangel a pelear contra los oligarcas, un batallón de co­municaciones en Fuerte Tiuna lleva su nombre. Aquí tenía su bodega el General del Pue­blo Soberano Ezequiel Zamora, cuyo nombre orgullosamente lleva nuestro municipio, todavía en estas calles suenan los cascos de los caballos federales. Aquí nació el sacerdote Juan Antonio Díaz Argote, diputado al Congreso y único aragüeño firmante del acta de independencia en julio de 1811, nuestro máximo representante en este bicentenario próximo a celebrar. También aquí nació y vive, presidente, su tía-abuela doña Ana Domínguez de Lombano muy lúcida y próxima a cumplir 98 años, digno ejemplo de la mujer villacurana, única hija viva del general Pedro Pérez Delgado “Maisanta”, el americano, el último hombre a caballo, luchador  insomne por la vida y la política, quien vivió aquí en Villa de Cura hacia 1910, dedicado a la compra-venta de ganado,  una leyenda en los llanos venezolanos, su bisabuelo, justamente reivindicado por usted.
Señor Presidente, para noviembre del próximo año está previsto el inicio del tra­mo ferroviario que comprende desde Cagua hasta Maracay, Mariara y Puerto Cabello ¿Por qué tomando en cuenta nuestra posición geográfica el Instituto de Ferrocarriles del Estado no incluye una Estación en Villa de Cura en el trazado de la nueva vía? Usted tiene la palabra, puede ayudarnos y tiene con qué, dé la orden. Se reactivaría el em­pleo y generaría el crecimiento en la economía local y como lo dijo el profesor Omar Hurtado en su libro sobre Villa de Cura: “Lo que nos interesa destacar es que la factibilidad de este proyecto depende que La Villa, que se convertiría en el punto obligado de contacto entre los ejes carreteros que predominarían al norte y los ferrocarrileros del sur, volvería de nuevo a disfrutar de una destacada posición como espacio clave para las comunicaciones y vería redefinir su área de influencia sobre los espacios llaneros como históricamente ha funcionado y que sólo las distorsiones del petróleo han podido disminuir".
Señor Presidente, quiero terminar esta justa petición en nombre de todos los villacuranos, la cual estoy seguro que someterá a su consideración, con un verso dedi­cado a Villa de Cura del Dr. Aníbal Paradisi eximio poeta que amó profundamente a nuestro pueblo:
Incrustado en el camino
que va del Llano a Caracas,
es un terrón de futuro
sobre una astilla de Patria.
Espero su respuesta,
Compatriota

4 comentarios:

Sakura dijo...

Peticion muy justa, espero sea escuchada y atendida. Villa de Cura se lo merece.

chencho adames dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Milagro Almenar dijo...

Muy justa esta carta, ojala hagan caso y den respuesta... Como dices amigo, estamos sumergidos en la desidia, en la pobreza, en la suciedad... en una Villa de Cura llena de huecos y buhoneros por donde transites y sobre todo en una Villa de Cura falta de servicios publicos que no son gratuitos, pero si pauperrimos...............

maribel dijo...

Difundir esta justa petición que sea tarea de todos, Villa de Cura merece un cariñito a propósito de su aniversario 289...